Las Bicicletas son para Pasear… ¡Y También para su Hogar!

¿Es posible integrar este medio de transporte en casa? Los diseñadores, arquitectos y expertos en interiores llevan años estudiando la respuesta a esta pregunta. En el caso de que se trate de una forma de reciclaje o por puro placer artístico y contemplativo, la bicicleta se ha convertido en los días de hoy (y cada vez más) en un elemento muy presente en la decoración de muchas casas. A continuación contamos; ¡cómo, dónde y por qué!

En la entrada de la casa:

Desde que comenzó la moda de tener una vida sana y con la práctica deportiva, la bicicleta se convirtió en un magnífico transporte para recorrer la ciudad. ¿Dónde aparcarla? Bajo una escalera o cerca de la puerta puede funcionar y además de todo como un elemento decorativo con gran protagonismo. No se complique y apoye en la pared sin más problemas. Si su bicicleta es la clásica de paseo, dará un toque romántico y sensible en su casa. ¿Qué tal colocar algunas flores en ella, claro si es que posee la típica canasta?

Expresada en medio de una habitación:

Si tiene la suerte de tener áreas amplias en su casa (poco saturadas y sin decoración) puede integrar la bicicleta como parte de la decoración en forma de escultura. Crea un espacio en tu apartamento, en la habitación, en el dormitorio o donde sea conveniente. Deje el espacio reservado para ella, sabiendo que es allí donde ella será estacionada cuando llegue después de algunas horas de paseo con ella. Sólo necesita considerar el modelo de la bicicleta y el estilo decorativo de su casa, así como la gama de colores de sus complementos.

Colgados como obras de arte:

Haga volar su imaginación y con ella también sus bicicletas (las antiguas o sin uso). Colóquelas colgadas en el techo como una gran araña y garantizamos que serán el centro de atención de su casa. ¡Rescata la bicicleta de carreras vintage de su padre (las que tienen un manillar curvado) o la Ceci roja (que ganó de cumpleaños). ¡Todas valen! Con un poco de creatividad y buen gusto puede transformar su habitación en una auténtica galería de arte.

Soportes verticales que permiten exhibirlos:

Si tiene una bicicleta, pero no tiene espacio para guardarla. Su única opción es mantenerla integrada con la decoración de su casa. Pero se pregunta, ¿dónde? Olvídate de los enormes muebles para almacenes que ocupan mucho espacio y acaban con el ambiente. Ahora existen sistemas y dispositivos de fijación que permiten almacenar su bicicleta cómodamente y sin ocupar mucho espacio, contribuyendo a dar un toque moderno y actual a su casa.

Soportes horizontales con estantes:

Otra idea para guardar nuestra bicicleta, pero que al mismo tiempo nos permita exponer la misma, es un mueble tipo estante. Su diseño sobrio, con un simple surco horizontal posibilitará su exhibición como un complemento decorativo, al mismo tiempo que podrá ser usado como estante. Nuestra casa adquirirá de esta manera un aire nuevo y nuestra bicicleta se convertirá en el centro de atención para todos que visiten nuestra casa.

El papel pintado:

Cada vez son más las casas en las que la decoración incluye un elemento deportivo (la vida sana y el ejercicio físico están de moda) Y la bicicleta es uno de los más utilizados (junto con las tablas de surf). Si no tenemos una de verdad o no queremos mantenerla dentro de casa, hay muchos papeles tapiz con motivos y patrones que tienen a las bicicletas como protagonistas.

Almohadas temáticas:

Una alternativa para los que nunca se cansan de las bicicletas y las mantienen presentes en todas las horas, es exhibirla también haciéndolos parte de los tejidos de la casa. Inspirados en antiguas bicicletas, en las más modernas o en las clásicas de paseo, proporcionan para nuestras cómodas veladas un toque de romanticismo y delicadeza.

Reutilizar su bicicleta o sus piezas:

Su bicicleta está tan vieja que ya es imposible salir con ella. Pero… es que da tanta pena deshacerse de ella y nunca más verla. ¡No te preocupes, puedes reciclarla y enriquecer, de esa manera, la decoración de su hogar! Proponemos varias opciones, utilizando la bicicleta completa (como una sola pieza) o también aprovechando algunos de sus elementos. ¡Transformarlas en relojes de pared, mesas, luminarias, perchas y hasta como muebles de baño! Observe los resultados.

¡Gracias por Visitarnos!

Valora este Artículo