Cómo instalar vigas falsas de imitación de madera

Las vigas de poliuretano de imitación a la madera están fabricadas a partir de una resinasintética. Son una opción muy económica de obtener una decoración rústica en nuestros hogares, que nos ofrece soluciones rápidas y eficaces para tapar grietas, desperfectos, ocultar cables (son huecas) o, simplemente, cumplir una función estética. Además, la instalación de este tipo de vigas es muy sencilla, por lo que podemos realizarla nosotros mismos siguiendo estos pasos:

#1. Definir el diseño. Puede que queramos que las vigas rodeen la habitación, o que varias vigas de madera atraviesen el techo. En cualquier caso, lo mejor será hacer un esbozo con la distribución de la habitación y cómo queremos colocar las vigas, así como la distancia que habrá entre ellas.

#2. Tomar medidas y recortar las vigas en función del tamaño deseado.

#3. Marcar con cuidado la línea por donde van a ir las vigas, para luego no torcernos y facilitar la instalación de las mismas.

#4. Una vez realizado estos pasos, tenemos dos opciones de colocación de la viga:

– Soportes en clip: una serie de soportes cuadrados que colocamos a lo largo de la marca en la que instalaremos la viga, y que permitirán que la viga encaje en ellos y quede sujeta.

– Con adhesivo. En este caso, cuando hayamos realizado las marcas y recortado las vigas, aplicaremos un adhesivo o masilla especial para poliuretano sobre los bordes de la viga y la apoyaremos sobre la marca, retiraremos, dejaremos pasar unos minutos, y volveremos a presionar. Además, si apuntalamos nos aseguraremos una mayor presión y, por lo tanto, una unión más fuerte, aunque no es imprescindible.

En esta última opción, si el techo es de gotelé, lo mejor será rayar un poco con una espátula para hacer la superficie más lisa y, por lo tanto, facilitar la adherencia.

Valora este Artículo