Aprovecha al 100% tu microondas con estas ideas

1336
views

¿Utilizas el microondas solo para calentar comida? Desengáñate, ese aparato que tienes en la cocina sirve para mucho más. Si ya conoces todos los trucos para cocinar en él y todo lo que no debes meter en él e incluso cómo limpiarlo, es hora de ir un paso más allá y empezar a usarlo para muchas más cosas.

Estiriliza frascos de conserva

Lo normal es hervirlos, aunque hay una forma mucho más rápida de esterilizar tus frascos de conserva. Solo tendrás que quitar las tapas de los frascos, llénalos con dos dedos de agua y mételos en el microondas hasta que el agua hierva (unos dos minutos). Tu frasco quedará como nuevo.

Comprueba si una taza es apta para microondas

 

Coloca dentro del microondas el recipiente vacío que quieres comprobar si es apto, junto a un vaso de agua y caliéntalo un minuto a máxima potencia. Si es apto, el recipiente estará frío y el agua caliente.

Exprime hasta la última gota del limón y la naranja

¿Quieres aprovechar hasta la última gota del limón? Mételo durante 10-20 segundos a máxima potencia en el microondas: la piel se desprenderá casi sola y al exprimirlo obtendrás más jugo.

Limpialo

Hay muchas formas de limpiar el microondas, pero puede que una de las más desconocidas sea con servilletas de papel. Mójalas y pégalas dentro y ponlo durante 5 minutos. Cuando vuelvas a abrir el microondas, las servilletas no solo estarán secas, sino que además habrán absorbido toda la suciedad.

Desinfecta estropajos y esponjas

Está muy bien hacerlo con desengrasantes y jabón, pero también puedes limpiar todos tus estropajos y esponjas -a excepción de los metálicos- en el microondas. Para ello, debes meterlos a máxima potencia durante varios minutos, con lo que conseguirás que las bacterias mueran por las altas temperaturas.

Alarga tu máscara de pestañas

Si tu máscara de pestañas está reseca y apenas la has usado, pon el tubo junto a un vaso de agua y calienta durante 30 segundos. Cuando lo saques, volverá a estar líquido como el primer día.

Dale nueva vida al pan de ayer

Si no quieres tirar el pan duro y no sabes qué destino darle más allá del pan rallado o el salmorejo, envuélvelo en una toalla caliente y caliéntalo en varias rondas de 10 segundos.

Patatas crujientes

Si abriste una bolsa de patatas y no la cerraste bien, seguro que se han puesto blandas. Hay un destino mejor que el cubo de la basura: envuélvelas en una toalla que absorba la humedad y ponla unos segundos en el microondas para volver a disfrutar de unas patatas más que crujientes.

Pela frutas y verduras rápidamente

Hay frutas y verduras, como el ajo o los tomates) cuya piel se nos suele resistir. Prueba a meterlos durante 30 segundos y verás como salen de inmediato.

Recupera miel endurecida

Ponla en un bol sin tapa y mételo dos minutos a potencia media. La miel parecerá nueva.

Deja de llorar al cortar cebolla

¿Eres de los que no puede dejar de llorar al cortar cebolla? Eso formará parte del pasado con este sencillo truco: corta los dos extremos y ponla dentro del electrodoméstico 30 segundos a máxima potencia.