Sencillos pasos para tarrajear un pared.

El tarrajeo es un procedimiento que se realiza al final de la construcción de un muro de ladrillo para recubrir vacíos, nivelar la superficie y proceder con la pintura.

Materiales

  • Arena fina
  • Cemento
  • Agua
  • 1 Frotacho de madera
  • 1 Espátula
  • 1 Batea
  • 1 juego de guantes
  • 1 Madera lisa

Recomendaciones:

Preparar la mezcla; colocar en una batea cemento y arena fina en cantidades  iguales. Agregar agua en pequeñas cantidades hasta que se forme una masa uniforme, ni muy espesa ni muy aguada. Dejar reposar por un momento. 

Humedecer el muro de ladrillos para que la mezcla se adhiera con mayor facilidad.

#1. Con el cincel y el martillo, pica todas la imperfecciones o excesos de cementos del muro que vas a tarrajear.

#2. Colo puntos de referencia, como trozos de cerámica o madera, con un poco de mortero para que se adhiera al muro y humedezca la zona.

#3. Aplica el mortero al muro hasta que sea tan ancho como los puntos de referencia. Con la regla empareja la superficie.

#4. Dale el acabado final, con el frotacho haciendo movimientos circulares para aplanar los pequeños defectos.

Un vídeo de otra forma de tarrajeo.

Si te gusto el contenido, no olvides de compartirlo.

Valora este Artículo