Muebles flotantes de madera para espacios exteriores

Estos muebles flotantes de madera son una pieza divertida y diferente que puedes colocar en el jardín o el patio de tu hogar. Son además una fuente de diversión para los niños. Mientras que para los mayores pueden convertirse en el mueble preferido de nuestro exterior. Los columpios de jardín son ideales para disfrutar de una buena lectura o simplemente admirar el entorno natural de nuestro patio.

Muebles flotantes de madera

Cualquiera que sea su uso siempre estará sujeto a diversos aspectos que debemos valorar antes de su selección. ¿Muebles flotantes duraderos? La primera de las cuestiones a valorar será el material del cual está hecho. Es un aspecto fundamental del cual dependerán otros muy importantes. Principalmente la resistencia a los factores climáticos, el mantenimiento y claro su durabilidad.

Además de los columpios de jardín en otros tipos de muebles para exterior hay materiales que suelen ser los más utilizados comúnmente. En materia de resistencia podemos mencionar el ratán o las fibras trenzadas. Dos variantes excelentes cuando se trata de muebles que estarán expuestos al sol o la humedad.

 Ideas de muebles flotantes para tu hogar:

 

#1. Diseño creativo de mueble flotante con cuerdas DIY

#2. Muebles flotantes de jardín con protector solar.

#3. Columpio flotante con soportes de cadena.

#4. Estructura de madera tratada

#5. Elegante asiento flotante para tu jardín

#6. Si deseas construir un mueble así de forma económica, te recomendamos usar pallets de madera.

#7. Muebles flotantes para espacios interiores

Muebles flotantes de madera

#8. Amplio y cómodo mueble flotante.

Muebles flotantes de madera

#9. Columpios y balancines listos para relajarse

Muebles flotantes de madera

#10

Muebles flotantes de madera

#11

Muebles flotantes de madera

#12

Muebles flotantes de madera

#13

Muebles flotantes de madera

#14

Muebles flotantes de madera

#15

Muebles flotantes de madera

¡No olvides seguirnos en nuestras redes sociales para más novedades!

Valora este Artículo