¡Tutorial para Transferir Imágenes Sobre Madera!

¿Has oído hablar de la técnica del traslado? Consiste en transferir la imagen de una fotografía o imagen impresa sobre una superficie de madera. Es una técnica que puedes hacer en casa, sin gastar mucho y con la que obtendrá resultados increíbles. Para nosotros esta técnica fue un descubrimiento y en Internet despertó mucho interés entre los amantes del famoso DIY, ya que permite crear cuadros personalizados con fotos e imágenes que le guste, decorar su casa de una forma exclusiva y con ese toque natural que siempre obtenemos cuando trabajamos con la madera. Si aún no conocía y se está haciendo curioso, le recomendamos que siga leyendo: ¡No perderá su tiempo!

#1 Material necesario y consejos preliminares

Antes de empezar, queríamos comentar que en Internet existen tutoriales con algunas variaciones que pueden llegar a confundir un poco. Recomendamos comenzar por lo que proponemos, lo más simple, y cuando ya esta claro el procedimiento comenzar a experimentar con otros materiales. ¿Qué vas a necesitar?

  1. La fotografía o imagen que desea transferir, impresa en una impresora láser y en un papel blanco normal de 80 gramos. Cuidado con este punto, porque las impresoras domésticas no suelen ser láser, por lo que probablemente tendrá que ir a una gráfica.
  2. La foto o imagen impresa debe estar invertida, en efecto espejo, para que a la hora de transferirla, posicionarla con la imagen hacia abajo, la imagen real sea reflejada. Por ejemplo: si es una foto suya en la que esta mirando hacia la izquierda, sobre el papel tendrá que estar mirando a la derecha para que, después de transferida, salga mirando a la izquierda como en la imagen original. ¿Me explico? Este detalle debe ser considerado especialmente cuando aparezcan letras y números, ya que si transferimos directamente los mismos serán transferidos al revés. Para cambiar la posición de la imagen puede utilizar cualquier simple programa de edición de fotos (y utilizar la herramienta de espejo)
  3. Una base de madera lijada, preferiblemente de un tono claro y con un tamaño que se ajuste a la fotografía o del tamaño que prefiera. ¡Puede tener la forma y el grosor que desee!
  4. Un pincel pequeño.
  5. El Gel especial para transferir sobre la madera. Hay varias marcas, sólo preste atención que sirva para utilizar sobre madera. Puede encontrar en las tiendas de materiales para la artesanía.
  6. Una esponja o un paño húmedo.
  7. Un vaso o un pequeño recipiente con agua.
  8. Barniz incoloro

#2 Cortar, pasar el gel y dejar secar

Creemos cuando digo que la técnica del transferir tiene más aspectos previos para considerar que dificultad a la hora de realizar la técnica, porque, después de tener el material y la imagen correctamente invertida e impresa a láser, sólo necesita pasar una capa del gel en la madera y otra en la imagen.

Después de que ambas superficies ya estén con el gel especial, coloque la imagen en la madera y presione con sus manos o con la ayuda de una regla para que no queden burbujas y arrugas. Deje secar por lo menos una hora (o siga el tiempo indicado en el embalaje).

#3 Frotar y frotar…

Después de seco, debemos humedecer bien el papel con una esponja o con un paño húmedo. El papel tiene que ablandar lo suficiente para que, al frotar con la punta de los dedos, vaya saliendo poco a poco hasta que quede solamente la imagen transferida sobre la madera. Se trata de ir «enfriando» hasta que la imagen aparezca nítidamente. Si la imagen se suelta un poquito no se preocupe, no significa que no haya hecho bien, realmente es complicado que quede perfecto. Además, estos pequeños defectos dan un aire desgastado y vintage muy interesante, forma parte del encanto de la técnica.

#4 Barnizar y disfrutar

Ya tenemos la imagen transferida, ahora necesitamos aplicar una capa de barniz incoloro para protegerla. Haga esto cuando la imagen todavía esté húmeda, porque si espera mucho se quedará ligeramente blanca. Esto porque el papel nunca saldrá 100%, sólo sacamos el máximo de capas posible para que la imagen aparezca. ¡Después de hacer esto, ya tiene su marco personalizado sobre madera!

Un resumen gráfico del paso a paso

Si se ha quedado con alguna duda, ahora podrá ver nuevamente cómo se transfiere una imagen sobre la madera, paso a paso y con otro ejemplo. En este caso, una foto en blanco y negro. Preste atención a lo que comentamos antes, en este ejemplo es posible ver claramente que la imagen no fue transferida con perfección, hay fragmentos que se soltaron cuando el papel fue retirado, dando un aire vintage irresistible.

Un universo de posibilidades

Ahora que ya hemos visto la técnica con detalles, imagine todo lo que puede hacer con una simple copia láser y una tabla de madera. ¿Con certeza ya tienes varias ideas en la cabeza no es así? Con fotos de familia, de tu bebé, de amigos o simplemente frases e ilustraciones que te guste. ¡Y no necesita ser un cuadro! Mientras la superficie sea de madera, puede hacer lo que quiera: en una caja de vino reciclada, en un mueble, en un vaso o en un palet.

¿Qué le pareció esta técnica? ¿Ya lo conocía?

Valora este Artículo