El interior de esta casa no ha cambiado nada en los últimos 72 años

1263
views

Esta casa en Toronto (Canadá) tiene 72 años. Su dueña de 96 años, una humilde costurera y tejedora, decidió venderla. Cuando los corredores inmobiliarios fueron a visitar la casa, se asustaron. El  diseño interior es todo en el estilo de los años 1950 a 1960. Cada centímetro fue decorado con perfección y amor infinito. Los corredores apodaron la casa como la «perla escondida en una concha».

A continuación te mostraremos el interior de la casa, para que puedas apreciar su belleza por dentro.

La casa

La fachada no tiene nada especial, y parece como cualquier otra casa en los alrededores.

Salón de entrada

Al entrar, es evidente que existe un verdadero milagro escondido detrás de la entrada.

La sala

«Siempre he intentado ser original y seguir mi estilo. Mi color favorito es rosa, morado y azul marino», dijo la propietaria de la casa. A pesar de su edad considerable, ella misma cuidaba de la casa hasta decidir venderla.

El comedor

Si los muebles llaman su atención de inmediato, esto le encantara.

La cocina

En 1950, se instaló en la cocina una cocina eléctrica de la marca Moffat, que sigue funcionando sin problemas hasta hoy.

Zona para el desayuno

Este lugar es perfecto para pasar una tarde al lado de un buen café.

Entrada a la segunda planta

Las sillas de hierro y las columnas no son muy comunes hoy en día, y se consideran clásicas.

La habitación principal

Debido a la armoniosa combinación de colores, el cuarto de la dueña tiene un estilo real.

Cuarto de huéspedes

Un día, su esposo le dijo a su esposa: «En las otras habitaciones, tú puedes hacer lo que quieras, pero por favor no utilices el color de rosa en nuestra habitación». Y parece que la señora decidió expresar toda su pasión por este color en el cuarto de huéspedes. Y tú, ¿qué crees?

Tercera habitación

Fue decorado al estilo de un taller de costura. La púrpura y la naranja hacen una combinación perfecta.

Cuarto de baño

La pasión por el rosa aparece aquí también. En una armoniosa combinación de los colores mate y dorado, ganó un toque de ternura y sutileza.

Sótano

Tradicionalmente, en las residencias este espacio es considerado el ático. Y cada uno usa de la forma que prefiere. La dueña de la casa lo transformó en un área de diversión para los adultos. Es posible pasar un tiempo en el bar, jugar una partida de poker, disfrutar de un momento frente a la chimenea. Y si algún invitado exagera en la bebida, puede dormir en el sofá.