¡Recicla Neumáticos Viejos y Aprende a Crear Increíbles Asientos!

523
views

El derroche de llantas de automóviles viejos es un gran problema en todo el mundo con enormes cantidades de neumáticos que se arrojan a vertederos cada año. Mientras que los lotes se utilizan como combustible o se reciclan para fabricar otros productos, grandes cantidades van a los vertederos cada año. Sé que hacer heces de ellos no eliminará el problema, pero definitivamente evita que algunos sean abandonados y seguro que todo ayuda.

Paso 1: Materiales y herramientas necesarias

Materiales:

  • Ruedas de autos (Recicladas)
  • Madera contrachapada 3 piezas
  • Tela de su elección
  • Tela de imitación de cuero resistente.
  • Relleno de poliéster de 4 oz
  • Espuma de 2 pulgadas (50 mm) de espesor
  • Spray adhesivo
  • Patas de muebles
  • Grapas
  • Fieltro
  • Empulgueras

Herramientas:

  • Engrapadora
  • Sierra
  • Destornillador
  • Cinta métrica
  • Lápiz
  • Cuchillo de uso

Paso 2: Mida la llanta

Para comenzar, medí el diámetro interior de la llanta y luego agregué 1 pulgada (25 mm). Lo hice así que cuando la madera contrachapada se cortó, se asentaba en el borde de la llanta.

Paso 3: Marcando y cortando la madera contrachapada

No tenía una brújula lo suficientemente grande como para marcar el círculo en la madera contrachapada, así que hice mi propia pieza de madera. Hice un agujero para que un lápiz cayera y martillé un clavo en la madera para un punto giratorio. La distancia entre el lápiz y el radio es la mitad del diámetro del círculo. Utilizando una sierra de calar recorté dos piezas del mismo tamaño.

Paso 4: Armazón y Neumático

Luego corté algunos trozos de madera (en mi caso, resultó ser de 2 x 3 (50 mm x 75 mm)) para encajar entre las dos piezas de madera contrachapada. Hice esto para tener algo más sustancial para atornillar las patas más tarde y fortalecer todo. Probablemente lo haya hecho con el fortalecimiento, pero es mejor prevenir que lamentar. Con unos tornillos de 1 1/2 (40 mm), coloqué las cuatro piezas de 2×3 en una pieza de madera contrachapada y las coloqué en el neumático.

Paso 5: Relleno

Para deshacerse de cualquier imperfección, me puse un poco de relleno de poliéster de 4 oz con un poco de adhesivo en aerosol. En esta etapa, solo lo pegué a los lados y a la parte superior del neumático.

Paso 6: El asiento

Mientras el adhesivo se secaba, corté otro círculo de madera contrachapada; lo mismo que los dos anteriores. Esta pieza se usaría para hacer el asiento. Usando nuevamente el adhesivo en aerosol, puse una espuma bastante rígida de 2 pulgadas (50 mm) y la recorté en el círculo de madera contrachapada con una hoja de sierra para cortar.

Paso 7: Cubriendo el asiento

Para cubrir el asiento, utilicé tela de imitación de cuero resistente de color negro azabache. Grapé la tela de cuero con la madera contrachapada. Esto tomó un poco de tiempo, tratando de estirar y sacar cualquier pliegue antes de grapar. Cuando terminé de colocarlo corté cualquier exceso.

Paso 8: Tapicería

Para envolver el neumático puede usar cualquier material que desee. En mi caso, utilicé material barato que tenía. Envolví el material alrededor del neumático y lo fijé en su lugar. No quería que una costura fuera visible, así que alineé cuidadosamente los patrones en la tela. Usando un dobladillo, pegué la tela y luego cosí la tela con hilo. Después de hacer todas las costuras, coloqué el material sobre el neumático y lo grapé en la parte superior, procurando mantenerlo lo más limpio posible.

Paso 9: Colocación del asiento y acabado de la tapicería

Lo coloqué cuidadosamente en el asiento (boca abajo) y atornillé la madera contrachapada para mantener el asiento en su lugar. Hacerlo de esta manera asegura que no habrá fijaciones visibles cuando el asiento haya terminado. Mientras todavía estaba boca abajo, atornillé la pieza final de madera contrachapada a la base.

Paso 10: Base de fieltro

Para poner en orden la parte inferior del taburete y darle un aspecto más profesional, grapé un poco de fieltro negro.

Paso 11: Montaje de las patas

Decidí usar unas patas cromadas para levantarlo y darle un aspecto más elegante. Las patas usados eran de algunos sofás viejos. Inicialmente tenía la intención de usar cuatro pies en cada asiento, pero algunos estaban rotos y, de hecho, el uso de tan solo tres patas significa que no se moverá sobre un terreno irregular, por lo que resultó mejor que algunos se rompieran. Las patas simplemente se atornillaron en la base con tornillos de 30 mm.

Paso 12: Acabado

¡Los asientos de neumáticos viejos terminados! Creo que estos asientos son una gran manera de reutilizar materiales que normalmente serían objeto de quemado. Son un proyecto bastante fácil de probar y puedes usar cualquier tela que te guste para que se adapte a la apariencia que deseas. Incluso podría hacerlos sin material para que el neumático sea realmente visible y con algunos ajustes podría crear un área de almacenamiento dentro del taburete. Déjame saber lo que piensas de él y si hay algo que harías de manera diferente. Gracias por ver.