Hazlo Tú Mismo: Fantástico Cuadro Vivo de Suculentas

437
views

La suculenta es una planta muy simpática y cautivante. Posee colores y formatos variados y son perfectos para decorar principalmente si tú eres del tipo de persona que olvida de regar las plantas que tiene en casa. Estás plantas necesitan poca agua.

Materiales:

Separe un marco de madera de su preferencia, puede elegir reutilizar alguna antigua que ya tenga en casa o comprar una nueva. Una caja de madera que permitiría crear cierta profundidad en la pieza, aconsejamos utilizar madera tratada para que resista mejor la humedad. Las medidas serán de acuerdo con el marco que elija, pero considere que para un cuadro de tamaño medio como el del ejemplo es necesario que esa caja pueda ser llenada con cerca de 4 cm de tierra. Como materiales auxiliares, clavo, pintura para madera, material de jardinería, palillos para barbacoa y claro, las suculentas.

Montaje:

El paso siguiente es muy fácil pero si lo prefiere puede recurrir a un carpintero para que confeccione la caja de madera y le ayude a acoplarla en el marco si lo prefiere. Debe fijar la caja de madera en el fondo del marco, utilizar un pegamento para madera y asegúrese de quedar bien seco. Con la caja y el marco ya unidas, sujete la pantalla de alambre y clavando por el marco del marco utilizando una pistola de grapas (de las que se utilizan para tapar sofás por ejemplo). Ahora ya podemos cerrar el fondo de la caja, utilice la parte trasera del propio marco y cierre la caja, utilice clavos finos y pegamento. Como toque final, pinte el cuadro con el color que prefiera o deje la madera al natural para un resultado más rústico.

Plante sus Suculentas:

Después de separar las plantas, es hora de preparar el cuadro para plantarlas. Llene la caja con un sustrato propio para suculentas y cactus que puede encontrar en florerías y casas de jardinería, vaya colocando la tierra poco a poco y balancee el marco para esparcir por todo el compartimiento. Con la ayuda de un palillo para barbacoa y aún en la posición horizontal haga cavidades en la tierra, comience acomodando las suculentas adultas y luego las más pequeñas. No es necesario llenar todo el espacio puesto que estás crecerán, pero intenta tapar el fondo lo máximo que pueda y conforme la pantalla de alambre permita. Intercale variedades de colores y especies de suculentas para un mejor resultado.

El resultado y los primeros cuidados:

¡Su cuadro ya está listo! Después de plantar es recomendable mantenerlo en posición horizontal por algunas horas y no exponerlo directamente al Sol durante una o dos semanas, dejarlo en un lugar donde reciba claridad indirecta. Este procedimiento permitirá que las plantitas se arraigan, de a poco irá aumentando la exposición al Sol y evite regar durante las dos primeras semanas.

Para regarlas retire el marco de la pared y colóquelo en posición horizontal, en el verano lo ideal es regarlas una vez por semana (pero trate de no empaparlas) y en invierno una vez cada quince días. Cuelgue de nuevo en la pared después de que estén secos, para evitar salpicaduras.

Más inspiraciones e ideas:

Las ideas para hacer su cuadro vivo de suculentas son infinitas e inspiradoras. Es difícil elegir entre tantas opciones e ideas. A continuación dejamos algunas imágenes para que puedan elegir a la hora de hacer el suyo, partiendo del mismo principio que enseñamos aquí, usted puede ir adaptando y crear cuadros vivos de diferentes formatos y estilos. Utilice cajas de madera, pinte los marcos con colores vibrantes y haga composiciones con otros tamaños de cuadros, recicle paletas, haga la base en formatos diferentes como por ejemplo un corazón y/o estrellas…

¿Se anima a intentar hacer su propio cuadro vivo en casa? ¡Nos encantaría ver su resultado!