¡El Increíble Antes y Después de 10 Piscinas!

82
views

El jardín, la piscina y las zonas exteriores en general también se deterioran con el tiempo.

Invertir en esa parte de nuestra casa hará que los momentos al aire libre sean mucho más placenteros. ¿A quién no le gustaría pasar las tardes de verano en una bonita piscina y n un hermoso jardín? Traemos nuestro clásico antes y después, pero esta vez con piscinas. Anote todas esas ideas que pueden traer vida al exterior de su casa.

De piscina poco segura a una piscina apta para niños

Antes: En la imagen podemos ver un gran terreno desaprovechado y una piscina delimitada por una cerca alta para que los niños no entren. Este elemento no añade absolutamente nada al conjunto que además presenta muchos desniveles.

Después: Una piscina poco apta para los niños que se ha convertido en un lugar encantador con áreas para los pequeños juegos. El desnivel del terreno fue aprovechado para construir una piscina con diferentes niveles. La piscina superior es rasa, ideal para los niños, ya el resto es más profundo. Ambas están conectadas por un sistema de cascadas. Además, el piso fue cambiado por completo por un modelo y granito gris. Algo que contrasta mucho con el agua y los tonos verdes del jardín.

De ostentación a un espacio funcional

Antes: Podemos ver un área poco funcional en la que la piscina ocupa prácticamente todo el espacio exterior. También observamos elementos anticuados y excesivamente ostentosos, como la pared de piedra falsa y las piedras del mismo material en los bordes de la piscina. Resumiendo, un paisaje caótico y poco práctico.

Después: Para comenzar la piscina fue liberada de la estética anticuada y el área verde también fue eliminada para ganar más espacio para área de descanso. La pared de piedra fue sustituida por un hermoso árbol que aporta un toque paisajístico. Además la piscina fue modificada y ganó un borde infinito, lo que mejora el efecto espejo y unifica mejor el espacio. Y para finalizar el piso fue sustituido por un cemento muy resistente para exteriores.

Piscina integrada con el paisaje

Antes: Aunque la piscina se encuentra en buen estado no se integra con el espacio verde, dando la sensación de ser un pegamento en el medio del paisaje

Después: El objetivo de esta reforma era integrar la piscina con el paisaje exterior y para eso fue construida de nuevo en otro formato. Como podemos ver el área de baño está elevada y uno de sus lados es un borde infinito. El área verde fue reforzada con más gramo y el piso fue cambiado por un travertino.

Modernizar una piscina pasada de moda

Antes: Una piscina con forma irregular que se integra en un espacio multifuncional pero con pocas oportunidades de aprovechamiento. Varias áreas delimitadas para diferentes usos y, generalmente, poco atractivas visualmente.

Después: La piscina original fue mantenida y el entorno fue modificado. Por ejemplo, se creó una pared con cascada que aporta frescura y elegancia a ese rincón. Además, se ha construido un amplio área de Spa. Tanto el revestimiento de la piscina como el piso han sido cambiados por piedras naturales. Por último se creó una bonita zona de comedor con chimenea al aire libre incluida. El juego de luces de la piscina hace que, durante la noche, el espacio se ilumine por completo.

Aportar simetría al conjunto

Antes: Al principio podemos decir que el área de la piscina de esta casa ya estaba perfecta. Buen estado, buenos materiales y un entorno verde encantador. Sin embargo, todo puede ser mejorado.

Después: El proyecto se centró en crear una simetría que resalta la construcción. La piscina con bordes irregulares y redondos se transformó en un modelo rectangular que se perpendicular a la casa en lugar de paralelo a ella. Esta simetría crea una cierta majestuosidad al gran patio. Aunque el resultado sea un área de baño más pequeña, los laterales se aprovecharon para la creación de un hermoso Solarium. También se ha añadido una zona de Spa y luces que iluminan la piscina durante la noche.

De área útil poco utilizada para un genial Spa

Antes: Un espacio sin gracia, con una piscina cubierta con paredes excesivamente blancas y con tuberías expuestas. Un espacio que podría convertirse en la joya de la casa pero de esa forma pasa completamente desapercibido.

Después: El trabajo se centró más en el entorno que en la piscina en sí. El formato de la piscina fue aprovechado pero el pasamanos de la escalera fue eliminado y el revestimiento de la piscina fue cambiado. El cambio mayor se puede observar en los revestimientos de las paredes y el piso. Se utilizó la madera para aportar calidez tanto en el techo y en elementos estructurales como las columnas por ejemplo. Además la madera contrasta con el revestimiento gris de las paredes y del piso, dando protagonismo a la piscina en sí y la gran apertura que conecta el espacio con el exterior. Sin duda, un lugar para relajarse admirando el paisaje.

De piscina sin clase a una piscina fresca

Antes: Y el hecho de que esta piscina no está tan mal. Se trataba de una piscina que estaba bien (decorativamente hablando) y que cumplía sin problemas con su función. Sin embargo, se debe saber diferenciar entre una piscina aceptable de una piscina elegante, que es precisamente lo que encontramos en este cambio.

Después: La forma irregular de la piscina se repite, algo que resulta original, pues ofrece esa personalidad minimalista y moderna que tanto se utiliza en proyectos actuales. El mayor cambio se encuentra en el piso, no cansamos de decir que el exterior de la piscina, o el entorno, también es importantísimo. Se utilizaron grandes placas con un color claro que contrasta con el azul de la piscina y, además, se dejaron espacios entre ellas para llenar con piedras de aspectos volcánicos y oscuros que también contrastan con todo el conjunto.

Un buen juego de luces, tanto en la piscina como en el resto del jardín, así como los muebles adecuados, consiguen ese cambio realmente interesante y radical. Además, también se construyó un muro medio en el que se incorporan tres cascadas.

Un buen diseño mejorado

Antes: Las piscinas con borde infinito son siempre una excelente apuesta. Principalmente se cuenta con un hermoso paisaje. Sin embargo, aunque las planificaciones pueden ser buenas, se debe saber utilizarlas de forma beneficiosa. Esta piscina, por ejemplo, resultaba sin gracia. Un lugar vacío visualmente que no invita a una inmersión.

Después: El resultado es un poco menos espectacular. La vegetación fue repensada creando un proyecto con concepto de balcones. Sí, diferentes alturas, conectadas por escaleras en las que, además de ser dirigidas a la piscina, también permite disfrutar del paisaje.

El cambio del piso es esencial pues comunica cada una de las partes pero también incluye espacios para crear lo que es llamado jardín seco. Piedras y vegetación resistente que combinan mucho con el paisaje que vemos al fondo. En el resto se aplicó una buena iluminación, un lugar para disfrutar tanto de día y de noche.

De jardín sin gracia a genial piscina

Antes: Aunque no se aprecie mucho lo antes podemos imaginar que esta casa contaba con un jardín como cualquier otro. Sí, un espacio amplio en el que los niños podían jugar, pero sin ninguna piscina para darse un baño. Este cambio y el resultado te impresionará.

Después: El cambio es completamente radical, una piscina que parece un lago. El uso de la piedra y de las plantas naturales aporta una mayor sensación de naturaleza y pureza junto con la cubierta de madera elevada sobre la piscina, como si fuera un embarcadero donde descansar.

Al fondo de la imagen podemos apreciar otro elemento que aumenta la sensación de lago natural, una fuente hecha con rocas que esconde una tubería que llena la piscina progresivamente en un circuito cerrado. ¡Sin duda, un acierto!

De en un rincón a un espacio único

El primero consiste en una piscina ubicada en una esquina, sin mucha visibilidad y, por lo tanto, sin aprovechar el encanto que el agua y la vegetación pueden aportar.

El último es increíble. En esta ocasión el trabajo más significativo se hizo dentro de la piscina. Uno de los lados fue aumentado, incluyendo un revestimiento con azulejos tipo hidráulico que recuerdan una decoración árabe. Además, el cambio del piso exterior también es significativo y así como en los casos anteriores deja una separación entre las placas para, esta vez, incluir la hierba que contrasta con el blanco, azul y verde.