Cuarto para el Bebé: Consejos para un Espacio Funcional

259
views

La llegada de un bebé es siempre un momento muy especial y la espera por ese momento tan deseado puede ser más especial cuando se tiene lista la habitación del nuevo integrante de la familia. Tener un cuarto funcional y práctico es esencial, y con algunos consejos que vamos a dar aquí, esto se vuelve súper fácil. Lo importante es tener en cuenta que todo debe estar listo ya en el séptimo mes, para evitar imprevistos y no hacer los últimos meses estresantes y sí en un momento alegre y tranquilo.

#1: Distribución del mobiliario en el medio ambiente

Los principales elementos de un cuarto de bebé son la cuna y el cambiador. La cuna es importante que quede bien visible, siendo el primer elemento a ser visualizado al entrar en la habitación. El cambiador, debe estar lo más cerca posible de la puerta de entrada, para facilitar la entrada y salida de la habitación cuando el cambio de pañales necesita ser rápido.

#2: Una habitación funcional

En los primeros meses el cuarto esta más pensado para la comodidad de los padres, con un espacio para el cambiador de altura adecuada y un sillón bueno para la lactancia, pero en muy poco tiempo esas funciones se van modificando, el bebé comienza a gatear y necesitamos espacio para guardar todos los juguetes. Muebles que “crecen” junto con los bebés, son prácticos y económicos. Algunas cunas se transforman en camas para cuando los pequeños ya están más grandes. Otra idea genial son cunas que ya vienen con cambiador junto con módulos, donde el cambiador se vuelve el escritorio, así ahorra espacio y dinero.

#3: La elección de la cómoda:

Las cómodas deben ser prácticas, con espacio para almacenar todos los elementos necesarios en el momento del cambio, dejando todo a mano. La altura debe ser cómoda para los papás y las mamás hacer el cambio de los pañales, que varía entre 85 y 90 cm.

#4: Adecuada iluminación

Necesitamos pensar en las diversas funciones que tenemos en la habitación y que la iluminación natural es fundamental, pero lo ideal es que el proyecto tenga una iluminación pensada para los varios momentos del día del bebé. A la hora del cambio, lo ideal es una luz directa, más fuerte, y eso es posible con el uso de una lámpara central. Para los momentos de lactancia y cuando el bebé duerme, es más adecuado una iluminación indirecta, más débil.

#5: Mesa de centro

Otro elemento importante es una mesita de apoyo cerca de la silla de lactancia, para el apoyo de todos los elementos necesarios en el momento que esté con su bebé. Recuerde que va a ser bueno para apoyar un vaso de agua, una lámpara y hasta un pequeño sonido para una música relajante. Y si el cuarto es grande puede ser hasta una estantería. En el caso de la mesa es importante que no sea muy ligero, para mayor seguridad.

#6: Un piso adecuado

El suelo más indicado es el vinílico, que es fácil de limpiar, antialérgico y térmico, necesitamos pensar que el bebé comenzará a gatear en pocos meses. En el mercado de alfabético, con diseños infantiles y didácticos que los niños van a adorar, bien coloridos y antideslizantes, muy importante para los primeros pasos, hay en diversos patrones amaderados y decorados, o cuando no es viable el cambio del piso, tenemos en el mercado alfombras, con dibujos infantiles y didácticos que los niños adorarán.

#7: Decoración

En la decoración, dependiendo de los tonos, de los colores y objetos, la habitación puede quedar con un estilo más único. Podemos trabajar con nichos de formas variadas para los juguetes de los pequeños, luminarias diferentes en las paredes, que también sirven para la iluminación indirecta que ya comentamos. En los colores podemos trabajar tanto con papeles tapiz, adhesivo o incluso una pintura diferente