Como taladrar un azulejo sin dañarlo.

1204
views

La sola tarea de taladrar te causa pavor, pues podrías dañar algo preciado de tu casa y mucho más si se trata de azulejos en la cocina.

Muchos de nosotros no colocamos cuadros o cualquier otro tipo accesorios que nos encanta sólo por impedir romper una azulejo de la cocina. Estamos de acuerdo que debemos tener cuidado en este aspecto, pero no podemos dejar que el miedo nos impida decorar nuestro hogar. Por ello, hemos conseguido el truco más efectivo para hacer un agujero en la pared y cuidar nuestros azulejos como oro. ¡Comprueba estos trucos tú mismos!

Lo que no sabías

Para proteger el azulejo, lo primero ha realizar es picar con una punta o punzón y un martillo el lugar exacto dónde irá el agujero, muy suavemente. Lo justo para poder retirar la primera capa del azulejo. Ésta capa es la que suele resbalar el taladro por lo que retirándola conseguiremos un buen punto de apoyo.

Una vez retirada la primera capa del azulejo y cuando vayamos a realizar el agujero, debemos poner en el resto de superficie cinta de carrocero, que absorbe muy bien las vibraciones que se producen en el momento de efectuar el taladro. Así conseguiremos que no salgan grietas. Por último ponemos el taladro en modo normal y taladramos.

Todo tiene solución

El caso de ya haber hecho el agujero y se haya estropeado el azulejo, no nos queda más remedio que repararlo ¡No desesperen, es súper sencillo! Lo único que tenemos que tener en cuenta es que debemos disponer de un azulejo exactamente igual que los demás, por lo que es muy buena idea guardar azulejos de sobra cuando se alicata cualquier estancia de la casa.

Comenzamos retirando el azulejo estropeado con un cincel y un martillo, hacemos los azulejos en pedazos, con cuidado de no tocar los demás que le rodean. Una vez que soltemos la baldosa, limpiamos la superficie y pegamos la nueva con adhesivo de montaje.
Cuando se seque, sólo nos queda rellenarlas juntas con masilla específica para juntas y esperar a que vuelva a secar. Podemos pasar un dedo por la junta justo después de añadir la masilla para que quede mejor el acabado.

Lo ideal es que los azulejos no se lleguen a romper, pero si esto ocurre ya sabes que todo tiene solución.

Gracias por visitar ideas perfectas, no olvides de compartirlo con tus amigos.