¡Cómo Renovar Muebles con el Efecto Envejecido Pátina!

107
views

¿Qué tal aprovechar el feriado o día libre para meter la mano en la masa y dar una cara nueva a sus muebles con la técnica de pátina? ¡Es eso mismo! Aquella pintura que transforma la apariencia original de superficies, generalmente de madera o metal, dando un aspecto envejecido… Lo mejor de todo es que además de ser versátil y combinar en prácticamente todos los ambientes, todavía cabe en todos los bolsillos. ¿Sabe de aquel mueble que ya está viejo, marcado o pelado? La técnica es óptima para recuperar piezas que están con un estado más gastado, pero que te gusta mucho y no quieres deshacerte de ellos:

Paso 1: Mida sus piezas y limpie bien

Hay varios tipos de pátinas, pero la provenzal es una de las más simples de hacer. Tiene como característica principal la superficie del mueble quedar toda pintada, mientras que las esquinas y bordes presentan la apariencia desgastada. Otro punto destacado: el fondo es siempre marrón oscuro, porque sería el color original de la madera, y la cobertura es normalmente blanca o de algún color bien claro. Anote los materiales necesarios y diviértete:

  • Tres tipos de lija: Gruesa, media y fina
  • Un pincel redondo, un pincel plano pequeño y uno de aplanado ancho
  • Una esponja áspera, un tejido blando y de acero Nº 00 y Nº 000
  • Pintura PVA blanca
  • Pintura en dos tonos, un más claro (preferiblemente el blanco) y otro un poco más oscuro, en el color deseado
  • El primer paso es lijar bien la pieza.

Paso 2: Prepare todo para pintar

El segundo paso es preparar el mueble para la pintura final. Con el pincel redondo pase la base PVA blanca en toda la pieza. No hay necesidad de que la pintura sea perfecta, pero no deje ninguna ranura de madera. Pinta, incluso, los relieves y los agujeros. Espere a secarse de 3 a 5 horas en la sombra. Después de seco, utilice la esponja de acero para lijar de nuevo. Después, limpie bien con un paño húmedo.

Paso 3: Pintura

El paso 3 es comenzar efectivamente la pintura. Con el pincel plano grande, pinte todo el mueble con la pintura blanca (o más clara). En las grietas y relieves utilice el pincel plano estrecho. Dejar secar bien, si es necesario hasta dos días. Después de que esté seco, con el pincel estrecho, pinte con la pintura más oscura los relieves y los puntos donde quiere dar el destaque del desgastado.

Paso 4: Desgastando la pieza

Después de que esté bien seco el mueble, es hora de finalmente dar el efecto de desgastado. Use una vez más la esponja de acero y vaya retirando las capas de pintura, con menos fuerza donde desea que el blanco permanezca, y con más fuerza donde desea que la madera aparezca más. Esto es lo que dará el efecto “viejo” a su mueble. No se preocupe que el efecto no quedará uniforme y esa es la idea. Si desea dar un aire aún más envejecido para la pieza, diluir un poco su pintura más clara en el agua. Con el pincel ancho, dale pinceladas en el mueble e inmediatamente limpie el exceso con un paño seco. Después de seco, utilice la lija fina para desgastar bien los relieves, bordes y esquinas de su pieza, dejando la madera bien a la vista.

Acerca de las pinturas

Anote algunos consejos para facilitar su trabajo:

  • Pintura esmalte a base de agua: Una óptima opción. No tiene olor fuerte y seca rápido.
  • Efecto más brillante: Si te gusta un efecto así, opta por el esmalte satinado, que proporciona un acabado con semi-brillo.
  • Pintura para artesanía: También puede elegir por las pinturas más comunes, que rinden más y los precios son más accesibles. Se venden en cantidades mayores.

Acerca de los colores

Por supuesto que tienes una licencia poética para dejar tu mueble del color que quieras, pero el estilo provenzal utiliza el blanco como color predominante. La combinación con tonos pastel se ve linda en este estilo de pátina.

Acerca de cómo pintar

Evite pincelar muchas veces en el mismo lugar, ya que el pincel empieza a sacar la pintura  fresca que ya se ha aplicado. Haga movimientos de va y viene, cubriendo una parte, y luego pase luego a la otra superficie, aún sin pintura.

Sobre el raspado

Para raspar, además de la esponja de acero y de las lijas, puede usar también ceras. Cada uno de estos elementos proporciona un efecto diferente. El vidrio es una opción bastante interesante, principalmente para raspar las quinas y las mamparas del mueble, pues la pintura sale súper fácil. Sin embargo, no olvide usar guantes especiales para no correr el riesgo de cortarse.

Más ideas: