Cómo instalar y reparar bisagras de forma sencilla

1715
views

La buena instalación y la calidad de las bisagras garantizan que las puertas cierren y abran correctamente. Una puerta bien mantenida ofrece condiciones de seguridad mayores que aquellas dañadas, además de permitir aislar espacios, climatizar sectores específi cos y conservar las temperaturas de distintos sectores de una casa.

Herramientas a utilizar:

  • Cuchillo cartonero
  • Destornillador
  • Formón
  • Huincha de medir
  • Lápiz
  • Martillo
  • Taladro y broca

Materiales a utilizar:

  • Bisagra o contrafrontal
  • Clavo común
  • Cola fría
  • Tarugo de madera
  • Tornillos

Instalar correctamente una bisagra garantizará el buen estado una puerta durante mucho tiempo, sin necesidad de más mantención que el aceitado y la limpieza. A pesar de esto, suele ocurrir que nuestras puertas se golpeen por acción del viento o de su mala manipulación (portazos). Ante estas situaciones las bisagras se sueltan y las puertas dejan de cerrar y abrir correctamente. En este proyecto le ofrecemos toda la información necesaria, paso a paso, para instalar y reparar correctamente las bisagras de su casa.

A. Cómo instalar INSTALACIÓN DE BISAGRAS

#1. Calcular y marcar la zona a rebajar

Se usa la bisagra o el contrafrontal como guía para marcar el perímetro y la profundidad del rebaje.

#2. Cortar el perímetro

  • Se corta el perímetro sosteniendo el formón vertical con el lado biselado hacia el interior del rebaje.
  • Se golpea suavemente con el lado plano de la cabeza del martillo sólo hasta la profundidad deseada.
  • Se empieza a cortar por uno de los lados donde se pueda ver la marca de la profundidad deseada.

Recomendación:

Para este proyecto lo recomendado es un formón de 3/4″ o 1″. Es esencial que esta herramienta esté correctamente afilada y sin mellas. No se debe olvidar que un formón afilado es más seguro que uno sin filo, ya que se necesita menos fuerza para rebajar la madera y se evitan así los movimientos no deseados.

#3. Rebajar la madera

Se hacen una serie de cortes paralelos a 5 milímetros de distancia entre ellos con el formón a 45º de la superficie y el bisel hacia abajo.
Se golpea el formón con la cara plana de la cabeza del martillo hasta la profundidad deseada.

#4. Sacar los sobrantes de madera

  • Se saca la madera sobrante con el bisel del formón hacia abajo.
  • Se sostiene el formón en un ángulo bajo, casi paralelo a la superficie.
  • Se usa la presión de la mano sólo para controlar el corte.

Recomendación:

Es importante mantener las manos fuera de la línea en que se opera el formón, ya que éste se puede resbalar hacia adelante fácilmente.

#5. Afinado del rebaje

  • Se hacen los últimos cortes con el formón casi plano y con el bisel del formón hacia arriba.
  • Se presiona con la mano.
  • Se revisa con la bisagra la profundidad a medida que avanza.
  • Se continúa sacando la madera de un lado hacia el otro. En esta etapa hay que prestar mayor atención al sacado en las esquinas.

#6. Abrir nuevas perforaciones guías

  • Abrir la bisagra y colóquela en posición. Con un clavo común marque un agujero guía.

  • Taladrar los orificios guías con una broca de la mitad del diámetro del cuerpo de los tornillos.

#7. Inserte los tornillos

  • Insertar los tornillos y apriete. Si estos quedaran cortos, reemplácelos por unos más largos.

B. Cómo reparar REPARACIÓN DE BISAGRAS | Solución 1: Ponga Tornillos más largos

#1. Retirar los tornillos originales

Se saca los tornillos de a uno a la vez para no tener que desmontar la puerta.

Recomendación:

Lo recomendado es, una vez detectada la falla de las bisagras, comenzar revisando el estado de los tornillos. Es necesario para esto apretar todos los tornillos y ver si alguno de ellos sigue girando sin llegar a un tope. Si esto
último ocurre, significa que el hilo de la madera está rodado y que hay que ajustar como se indica a continuación.

#2. Reemplazar los tornillos

Se reemplazan los tornillos originales por otros con el mismo diámetro de cuerpo (galga), pero 1/4″ más largo. Los tornillos más largos deben penetrar en la madera sana y sostener la puerta.

C. Cómo reparar REPARACIÓN DE BISAGRAS | Solución 2: Instale Tarugos

#1. Preparar los tarugos

Se saca punta al tarugo que entra a la perforación, esto facilitará su ingreso.

Recomendación:

Quite las bisagras de a una para evitar tener que sacar la puerta completa.

#2. Poner los tarugos

Agregar cola fría profesional en la punta del tarugo y embuta martillando suavemente en los orificios.

#3. Cortar el sobrante de los tarugos

Se deja reposar los tarugos por 12 horas y se recorta lo que sobra con un cuchillo cartonero o un formón.

#4. Instalar las bisagras

Se instala siguiendo las indicaciones a partir de los pasos 6 en adelante de la Instalación de Bisagras de este documento.

Recomendación:

Si los tornillos son muy difíciles de instalar en su lugar, frote jabón en el hilo y vuelva a atornillar.

 🙂 únete a nuestra gran comunidad en Instagram: bit.ly/2FothPC

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ingenio Extra (@ingenio.extra) el