Aprende a hacer una puerta corredera con un tablero

1390
views

Partiendo de un tablero de madera vamos a ver paso a paso cómo hacer una puerta corredera. Además, vamos a personalizarla con un vinilo autoadhesivo.

Funcional, decorativa, personal… así es la puerta corredera que vamos a instalar a continuación. A partir de un sencillo tablero, un juego de guías correderas y un vinilo autoadhesivo, podemos crear y colocar puertas de diferentes estilos, aprovechando al máximo el espacio.

Para hacer la puerta corredera utilizaremos un tablero melaminado de 30 mm y un vinilo autoadhesivo que simula las molduras de una puerta clásica. En las tiendas de bricolaje encontraréis vinilos con diferentes medidas y acabados, de manera que podréis escoger el que mejor se adapte a vuestros gustos y necesidades.

Instalaremos el tablero a la pared empleando un juego de guías y remataremos la tarea, fijando un tirador acorde al estilo de la puerta.

Herramientas

  • Taladro atornillador
  • Broca de widia de Ø 6 mm
  • Punta PZ2
  • Sierra circular
  • Disco para madera
  • Plancha
  • Lima
  • Nivel de burbuja

Materiales

  • Juego de guías
  • Tablero melaminado de 30 mm
  • Cinta de cantear autoadhesiva
  • Vinilo autoadhesivo
  • Tirador
  • Tacos de Ø 6 mm
  • Tirafondos de 4 X 50 mm

Paso a paso para hacer una puerta corredera con un tablero

Paso #1

En primer lugar, marcamos y cortamos el tablero a la medida deseada. Para hacer este trabajo utilizaremos la sierra circular y una guía, con el fin de conseguir cortes más precisos.

Paso #2

Ajustamos el tope paralelo de la sierra circular y hacemos la ranura para la guía. En este caso, un par de pasadas serán suficientes para conseguir la profundidad necesaria.

Paso #3

Vamos ahora con el canteado. Cortamos una tira de cinta de cantear dejando un pequeño margen respecto al largo de la superficie a cubrir, la presentamos en su posición y aplicamos calor con la plancha en posición de algodón.

Paso #4

A continuación, pasamos un taco de madera para que la cinta se adhiera bien, y con una lima, retiramos el sobrante.

Paso #5

Con la superficie totalmente limpia, retiramos, poco a poco, el plástico protector y pegamos el vinilo en el tablero presionando suavemente para que se adhiera bien.

Paso #6

El siguiente paso consiste en señalar los puntos en los que irán las ruedas en la puerta y las fijamos mediante unos tirafondos. Para insertarlos, es importante utilizar la punta adecuada.

Paso #7

Después de trazar la línea donde irá la guía, marcamos los cuatro puntos de anclaje y hacemos los agujeros, con el taladro en posición de percusión y una broca de widia del diámetro adecuado. En este caso, los tacos son de Ø 6 mm, así que la broca también será de ese diámetro.

Paso #8

Luego, insertamos los tacos de plástico a golpe de martillo y fijamos los soportes en la pared con sus correspondientes tirafondos.

Paso #9

Completamos la guía, la colocamos en los soportes y colgamos la puerta.

Paso #10

Una vez que hayamos atornillado la guía del suelo, fijamos definitivamente los topes.

Paso #11

Finalizamos el trabajo colocando el tirador. Hacemos unos agujeros guía, presentamos la pieza e introducimos los tirafondos.

Paso #12

¡Ya veis de qué manera tan fácil hemos montado e instalado una puerta corredera! Siguiendo las pautas que os hemos dado, podréis diseñar y crear una puerta corredera, a medida y personal, obteniendo un resultado excepcional.

Mira el siguiente vídeo para una mejor información:

Fuente: hogarmania.com

Gracias por visitar ideas perfectas, mira más contenido aquí abajo: