¿Cómo desatascar y limpiar difusor de ducha?

2016
views

La experiencia nos enseña que, con una adecuada mantención, es posible alargar la vida útil de casi todas las cosas. Este es, sin duda, el caso de los difusores de duchas. Para evitar el deterioro prematuro del difusor, además de los cuidados obvios, se aconseja realizar una limpieza de mantención un par de veces al año.

Las nuevas tecnologías han puesto a disposición una variedad de mangos de ducha con diferentes tipos de difusores. Por lo general, a medida que el tiempo transcurre, van acumulando en su interior restos calcáreos, cuya mayor o menor concentración dependerá del grado de dureza del agua y de la cantidad de tiempo transcurrido entre limpieza y limpieza.

Desatascando el difusor

1 desatornillar del difusor

  • Es frecuente que el difusor de la ducha acumule en sus orificios el calcio presente en el agua y termine obstruyéndose total o parcialmente.
  • Para desatascarlo, desatornillar el difusor y escobillarlo con un cepillo de cerdas plásticas finas (puede ser un cepillo de dientes viejo).
  • Tratar de introducir las cerdas por las perforaciones.

2 Usar vinagre

 

  • Si no logra eliminar el problema de esta forma, poner a hervir en vinagre durante unos 10 minutos.
  • No está de más recordar que éste es un elemento fácil de cambiar y no resulta costoso. Sodimac le ofrece una amplia gama de difusores y flexible

Limpiando el difusor

1 desarma el difusor

  • Desarmar la challa con la ayuda de un destornillador: retirar el tornillo central y separar las partes.

2 Prepara una solución en vinagre

  • En un recipiente suficientemente grande como para que quepan las piezas liberadas, preparar una solución de 4 partes de agua y 1 de vinagre blanco.
  • Agitar hasta mezclar bien.

3 dejar remojar y luego limpiar con cepillo

 

  • Poner las partes en el recipiente y dejar remojando durante 20 a 30 minutos, según el nivel de suciedad, hasta que se suelte el sarro.
  • Si todavía no logra soltar el sarro, hervir las piezas en vinagre durante unos 10 minutos.
  • Con un cepillo de dientes en desuso, limpiar por ambos lados las piezas remojadas para retirar los restos de sarro que aún tengan adheridos.

5 Reinstalar

 

  • Volver a armar el difusor, reinstalarlo en su ubicación normal y probar su funcionamiento.
  • Si todavía detecta zonas atascadas, desarmar y repetir la operación, hasta dejar que el agua salga con su fuerza normal.