Aprende a manejar el aislaiento térmico y protege tu hogar del frío y calor exterior

419
views

Una casa con una buena barrera contra el calor, el frío y los ruidos, será siempre más confortable y consumirá menos energía. En el afán por ahorrar, les piden a sus niños que apaguen luces y artefactos eléctricos, pero no reconocen los beneficios de un buen aislamiento térmico. Una vez terminado de pagar los costos de instalación del sistema, la energía conservada dentro de la casa será un real ahorro de dinero. Pero no sólo reducirá sus gastos, sino que además estará contribuyendo a disminuir la emisión de contaminantes en la atmósfera y a utilizar mejor los recursos energéticos del mundo.

Materiales:

  • Antiparras
  • Espumas de poliuretano o Membranas de Aluminio
  • Guantes
  • Máscara para el polvo
  • Poliestireno expandido, Fibra mineral,
  • Lana mineraTabla de apoyo para cortar
  • Tablas (para caminar sobre el cielo falso)
  • Adhesivos especiales para cada tipo de material

Las pérdidas de calor no se producen sólo a través de rendijas o aberturas de puertas y ventanas. También se pierde energía a través de los materiales utilizados en paredes y techos. Las dos principales causas de pérdida de energía son una inadecuada aislación térmica y las fugas de aire. En viviendas de un piso, las principales pérdidas de calor se reparten de la siguiente manera: 25 a 30% por puertas y ventanas, 25 a 30% por techos y cielos, 20 a 25% por muros, 3 a 5% por pisos y 10% por renovación del aire (ventilación e infiltración a través de las rendijas de puertas, ventanas, etc.)
La cantidad de energía que usted logrará conservar en su casa dependerá de varios factores. Preocúpese de los siguiente agentes: el clima local, la orientación de la edificación, el tamaño, forma y sistema constructivo de su casa, los hábitos de vida de su familia, el tipo y eficiencia de los sistemas de calefacción y refrigeración instalados, y el tipo de combustible que utilice.

Poliestireno expandido: elaboradas en base a derivados del petróleo, están constituidas por un termoplástico celular compacto, con un 2% de material y un 98% de aire, lo que origina su alta capacidad de aislamiento térmico. No dañan la capa de ozono. Son livianas, de color blanco, rígidas, y prácticamente impermeables al agua, lo que las hace mantener inalterable su capacidad de aislación térmica a través del tiempo. Son resistentes a hongos, insectos y roedores. Usadas en construcción, deben contener una sustancia incombustible que las transforme en auto extinguibles (no propagadoras de llama). Las planchas vienen en 1 a 10 cms. de espesor y en densidades que van desde 10 a 40 Kgs./m3.

1 identifica los sectores a aislar

Considerar la normativa vigente, las diferentes formas de aislación disponibles, revisar la información técnica del material que vaya a escoger y determinar, de acuerdo a ello, el espesor adecuado. Lo más importante es aislar a los niveles recomendados.

  • Es importante evitar y minimizar la ocurrencia de “puentes térmicos” ya que en éstos se pueden producir condensaciones y también pérdidas importantes de calor.
  • Si va a aislar una construcción con estructura metálica, es importante que sepa que se mueve mucho más calor a través de los pilares y vigas metálicas que a través de piezas de madera.

  • En la construcción de muros, puede utilizar elementos de hormigón con aislación térmica incorporada.
  • Existen productos presentados en diversas formas y pueden aportar una masa térmica adicional a su casa, lo que ayudará a reducir los efectos de la oscilación de las temperaturas exteriores.

2 definir que aislante usar

  • No existen aislantes específicos contra el frío o el calor, sino diferentes formas de aplicar los aislantes térmicos básicos.
  • Todos los aislantes térmicos sirven para ambos casos. Algunos tipos de aislantes requieren de instalación profesional, pero otros los podrá instalar usted mismo.
  • Los aislantes básicos son todos muy fáciles de trabajar y manipular y se pueden aplicar prácticamente sobre todo tipo de superficies.
  • El material aislante más conveniente para usar en su casa estará determinado por la naturaleza de los espacios que planea aislar: en espacios en donde no pueda introducir fácilmente el material aislante, prefiera las planchas rígidas, semirígidas, sprays o sistemas reflectantes. La manera más económica de llenar cavidades estrechas, es inyectando espuma de poliuretano.
  • Antes de escoger un determinado aislante, examine su “Valor R”. El “Valor R” de una aislación térmica dependerá del tipo de material, su espesor y su densidad. Mientras más alto sea el “Valor R” de un material, más efectivo será como aislante. En productos de igual espesor, la mayor densidad corresponderá a un “Valor R” más alto.

3 calcular la asilación térmica que necesita

  • Es importante saber que los diferentes materiales aislantes se pueden usar también mezclados entre sí. Usted puede agregar, por ejemplo, una aislación de planchas o rollos sobre un aislante suelto o viceversa, pero teniendo cuidado de no poner materiales de mayor densidad (peso por unidad de volumen) encima de materiales de menor densidad pues los comprimiría fácilmente, reduciendo así su espesor y su “Valor R”.

4 Aplicar el aislamiento elegido

  • Aislar los altillos, debajo de los pisos ubicados sobre zonas no calefaccionadas, los muros de subterráneos calurosos, los entretechos no ventilados, los bordes de losas inclinadas y los muros exteriores.

  • Es necesario que el material aislante térmico o la solución constructiva especificada cubra de manera continua toda la superficie del cielo y se prolongue sobre las cadenas y soleras, de manera que éstas queden también aisladas térmicamente y no se constituyan en puentes térmicos importantes.

  • Las cadenetas o viguetas de cielo no deben interrumpir el aislante térmico. Este deberá colocarse por sobre ellas o cubriéndolas.

  • Para un mejor resultado, las vigas, fundaciones y los bordes de las estructuras de piso deben ser aislados durante la construcción de una casa.

  • El vidrio es un material de alta “transmitancia térmica” (flujo térmico que pasa por un área debido a las diferencias de temperatura entre los ambientes situados a cada lado), es decir, se pierde mucha energía a través de ellos. Por esto, evitar sobredimensionarlos, especialmente en las zonas con mayor pérdida de energía

  • Nunca instalar aislación sobre lámparas que atraviesan el cielo (especialmente focos dicroicos), cajas de distribución o chimeneas.
  • Cortar el aislante a unos centímetros del artefacto.
  • Sólo si las lámparas están montadas bajo el cielo, podrá cubrir el espacio ubicado arriba de éstas.